Boliviano de 19 años resalta con la ‘realidad aumentada’

ERBOL.-  Hace tan solo cinco meses, Andrés Eduardo Saavedra Rojas tomó un avión en el aeropuerto internacional El Alto de La Paz, Bolivia, con destino a España. Dejaba atrás su país para comenzar sus estudios superiores en IE, una de las mejores instituciones europeas en formación empresarial según los rankings internacionales.

Este joven boliviano de diecinueve años cursa actualmente el grado en Administración de Empresas en el campus de IE University en Segovia, comparte clase con estudiantes de todo el mundo y aunque todavía está en su primer año de carrera ya tiene claro cuál es su proyecto empresarial. Entusiasta de las nuevas tecnologías, Andrés quiere crear una empresa que aplique la “realidad aumentada” en el sector educativo.

La “realidad aumentada” consiste en combinar el mundo real con el virtual mediante un proceso informático, enriqueciendo la experiencia visual y mejorando la calidad de comunicación. Todo el mundo conoce lo que es Pokémon Go, el juego de móvil más popular del momento: es un ejemplo de aplicación de “realidad aumentada”, en este caso, aplicado al sector de los videojuegos.

Básicamente, Andrés quiere implementar esta tecnología en las aulas de los colegios aprovechando las casi infinitas posibilidades que puede ofrecer a los estudiantes. Nuevos materiales didácticos o una relación más interactiva entre profesores y alumnos son algunas de las utilidades que puede aportar la “realidad aumentada”.

Sin duda, haberse formado en uno de los más importantes centros de enseñanza de Bolivia, el Colegio La Salle de La Paz, ha influido en el carácter y en la manera de ver el mundo de Andrés: sabe lo importante que es para las futuras generaciones contar con una educación de calidad, que combine un buen claustro de buenos profesores y la tecnología más puntera.

De momento, solo es una idea de negocio que tiene que plasmarse en los próximos años; mientras tanto, el joven boliviano se centra en formarse cada día en IE University con la convicción de que ese gran proyecto en mente se convertirá en realidad y que podrá aplicarlo también en su país.

Cualquier persona que converse unos minutos con Andrés se da cuenta de que posee una iniciativa y una madurez intelectual impropia de su edad. Fue siempre un alumno brillantísimo, lleno de curiosidad, con fuerte determinación para adquirir nuevos conocimientos y de compartirlos con los demás.

No es casual que Andrés sea también un gran aficionado a la ciencia y a la tecnología, lo es desde niño. Así, en su colegio fue presidente y uno de los fundadores de la Comunidad Lasallista de Investigación Científica (CLIC), un club enfocado a promover entre los estudiantes todo lo relacionado con la ciencia. En su colegio, el estudiante boliviano era uno los mejores alumnos de matemáticas y de física; por esta razón daba también clases de apoyo a sus compañeros de secundaria.

Además, desde los trece años participó activamente en los Modelos de Naciones Unidas, tanto a nivel nacional como internacional. Los Modelos de Naciones Unidas (MUN) son simulacros de la ONU con el objetivo de concienciar a los estudiantes sobre temas de relevancia mundial desarrollando habilidades en futuros líderes, fomentando la cooperación internacional y el respeto a la democracia. En estos simulacros, los jóvenes toman posturas de varios países e intentan llegar a soluciones a conflictos globales.

“Siempre me llamó la atención este tipo de iniciativas globales ya que siempre he pensado que los jóvenes somos los auténticos agentes del cambio”, señala Andrés, que subraya que en su colegio de La Paz comenzó participando en uno de estos Modelos de la ONU, primero en los puestos más básicos “hasta convertirme en el Secretario General, organizador general, del Modelo Interno INMUNSALLE, y del Modelo Internacional de mi colegio, BOLMUNPAZ 2015”.

Este modelo fue el más importante de Bolivia y uno de los más importantes de Sudamérica por ser de carácter internacional y ser el primer modelo trilingüe de la región.

“En él participaron más de quinientos jóvenes de distintas regiones de Bolivia y Perú convirtiéndolo en el Modelo de mayor participación de Bolivia”, señala. Andrés también fue el fundador y director de “Caucus Público”, el primer periódico de un Modelo de Naciones Unidas en Bolivia, con distribución tanto en este país como en Perú.

Esta entrada fue publicada en Destacados, La Paz, Prensa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *